Custodia Compartida

A diferencia del acogimiento familiar, la adopción solamente puede ser acordada por un Juez. A grandes rasgos, el procedimiento es el siguiente:

En primer lugar, los interesados deben presentar una solicitud ante el Servicio de Protección de Menores de su Comunidad Autónoma acompañando una serie de documentación. Dicho organismo realizará un estudio de los adoptantes (análisis documentación aportada, entrevistas, visitas, etc.) emitiendo, en su caso, el correspondiente Certificado de Idoneidad, valorando las capacidades de los solicitantes.

Posteriormente, se inicia el Expediente de Propuesta Previa de Adopción (en algunos supuestos no es necesario este trámite), remitiéndose a continuación al Juez.

A continuación, en presencia del Juez, han de consentir la adopción tanto el adoptante o adoptantes como el adoptado si es mayor de doce años. Asimismo, deben asentir a la adopción: el cónyuge o persona unida al adoptante por análoga relación de afectividad a la conyugal salvo que medie separación o divorcio legal o ruptura de la pareja; y los progenitores del adoptado que no se hallare emancipado, a menos que estuvieran privados de la patria potestad por sentencia firme o incursos en causa legal para tal privación.

Finalmente, tras la tramitación del procedimiento judicial, el Juez dicta resolución judicial motivada en forma de Auto, la cual se inscribirá en el Registro Civil, al margen de la inscripción de nacimiento del hijo adoptivo.

Si te ha gustado, comparte, gracias:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies