Custodia Compartida

RECURSO APELACIÓN

Tras obtener una sentencia que nos sea desfavorable, mediante el recurso de apelación podemos instar una revisión de lo actuado en Primera Instancia para intentar obtener un pronunciamiento más acercado a nuestra posición inicial.

 

¿Qué es el recurso de apelación?

La apelación es consecuencia del principio de la doble instancia. La doble instancia permite que las resoluciones de los jueces de Primera Instancia puedan ser examinadas de nuevo, si una de las partes así lo pide mediante el Recurso de apelación, por los tribunales superiores.

El recurso de apelación es el medio que permite a los litigantes llevar ante el tribunal de segundo grado una resolución estimada injusta, para que la modifique o revoque, según sea el caso.

Todo juicio, salvo en los casos expresamente exceptuados por la ley, debe de poder pasar sucesivamente por el conocimiento pleno de dos tribunales, y ese doble grado, en la intención del legislador, representa una garantía de los ciudadanos.

 

¿Qué hace el juez de segunda instancia?

El juez de segunda instancia tiene el mismo conocimiento pleno que el primer juez; esto es, examina la causa bajo todos los aspectos que pudieran ser objeto de examen por parte del primero.

Todo aquello que hubiera podido hacerse en primera instancia, hasta el momento de la conclusión para sentencia puede hacerse en la segunda. En el juicio de apelación no pueden proponerse demandas nuevas. En consecuencia, se prohíbe en la apelación modificar lo solicitado en primera instancia.

La sentencia en segunda instancia está destinada a sustituir a lo estatuido en primer grado, y la nueva declaración debe tener en cuenta el momento en que se dicta como si se dictase en instancia única.

 

¿Qué podemos apelar?

En general, el recurso de apelación procede contra las sentencias definitivas, entendiéndose por tales las que ponen fin al litigio, con las limitaciones

 

¿Quién puede apelar?

El derecho de apelar corresponde a todo aquel que haya sido parte, y sea perjudicado por la sentencia.

 

¿Hay algún plazo para apelar?

Sí, el término para apelar, no habiendo disposiciones en contrario para casos especiales, será de 20 días.

En algunos casos la ley fija un término menor para la interposición del recurso.

Transcurridos los términos expresados sin interponerse la apelación, quedarán consentidas de derecho las sentencias, sin necesidad de declaración alguna.

Contacta con nosotras:

Muntaner, 391. 1º 3ª
08021 Barcelona
Tel. 934 154 049
M. 619 711 741
elvirarodriguezsaenz@icab.es

Síguenos en:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies