Custodia Compartida

En procedimientos de Divorcio en los que se haya adquirido un bien inmueble por ambos conyugues al 50% es frecuente que, en el momento de la división del bien común, una parte aduzca que ha contribuido en mayor medida a la compra de la vivienda y pretenda reivindicar mayor proporción de propiedad.

Los cónyuges deben contribuir,en proporción a sus ingresos y patrimonio, a los bienes adquiridos como cargas familiares(Art. 231-6 del Código Civil Catalán)y en caso de que haya discusión en la proporción de la titularidad, por haber contribuido uno más que el otro, se presume que existió donación ( Art. 232-3 del Código Civil Catalán).

La Jurisprudencia entiende que si se prueba que la contraprestación se pagó con bienes o dinero del otro cónyuge, se presume la donación correspondiendo la carga de la prueba a quien pretenda negar el “animus donandi”. La Sección 1ª de la Audiencia Provincial de Girona en sentencia de 21 de marzo de 2.018, (Nº de Recurso: 799/2017, Nº de Resolución: 105/2018), reza:

“La presunción de donación es una presunción legal, por lo que, a la parte que le beneficia, en este caso, al Sr. Jacinto, no puede serle exigida prueba alguna, como incorrectamente se pretende por la recurrente. Quien debe probar la ausencia de donaciónes la Sra. Mercedes, prueba que no ha practicado. Y es que como resalta la sentencia de la Audiencia de Barcelona antes citada, en el régimen de separación de bienes ambos progenitores sean propietarios de sus bienes, tanto al iniciarse el régimen, como los que adquieran durante su vigencia, deben contribuir al levantamiento de las cargas familiares, tanto con sus bienes como con todos los recursos y este levantamiento de las cargas en la práctica familiar, consiste o bien en una cuenta común en la que ambos cónyuges ingresan todo o parte de sus recursos y con dicha cuenta contribuyen a las cargas familiares, o bien cada cónyuge paga con su cuenta bancaria privativa una parte de las cargas familiares, o incluso se utilizan ambos sistemas. Pero, desde luego, carece de sentido y crearía una clara inseguridad jurídica que habiéndose aceptado un sistema de contribución a las cargas familiares, pueda plantearse tras la cesación del régimen de separación un inventario y liquidación de lo pagado por cada uno, realizándose atribuciones y compensaciones.”

 

Si te ha gustado, comparte, gracias:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies