Custodia Compartida

¿Qué es el Derecho de Familia?

Por Derecho de Familia se entiende el conjunto de normas jurídicas, que integrantes del Derecho civil, regulan la familia, entendida ésta como institución natural y social, en todos sus aspectos de Derecho Privado.

El Derecho de familia regula fundamentalmente tres aspectos: el matrimonio (comprende las normas jurídicas relativas tanto a su celebración, como a sus efectos personales y económicos, incluidos los regímenes económicos matrimoniales, y las distintas situaciones de crisis como son la nulidad, la separación y el matrimonio; la filiación (incluye tanto la filiación matrimonial como la extramatrimonial y la adoptiva, y en último lugar la patria potestad) y la tutela (comprende el conjunto de normas jurídicas referentes a la guarda y protección de menores o incapacitados no sujetos a la patria potestad).

El Derecho de Familia es tan íntimo y especial que la dedicación que deben tener los abogados que lo ejercemos nada tiene que ver con la de los especialistas que ejercen en otras disciplinas jurídicas. Pero es que, al otro lado, los jueces que actúan en los Juzgados de Familia no solo deben ser expertos, sino también conscientes de que es sin duda una jurisdicción especial, en la que se les debiera exigir una dedicación y sensibilidad diferentes. Solo de esta manera algo tan delicado como la vida de las personas puede tratarse con auténtico acierto y justicia.

Huyendo de la judicialización de la vida cotidiana y sabiendo que no estamos preparados aún para la mediación hay problemas que deben resolverse en los juzgados con jueces capaces de entender que están impartiendo justicia con lo más sagrado para el ser humano, los hijos, los afectos, las relaciones y hasta su patrimonio; con Fiscales que verdaderamente supieran los entresijos de cada asunto y no lo que esa mañana les da tiempo a ver en el frío papel, de manera quizás incompleta y sin tiempo; con abogados expertos, atentos a su cliente, que no antepongan los honorarios al trabajo bien hecho y que le dediquen el tiempo necesario a esta disciplina tan especial y tan dura cuando se ve desde dentro lo más íntimo y a veces lo peor del ser humano.

Dicho esto, todos debemos entender que los problemas que surgen en el ámbito mas íntimo de las familias solo pueden resolverse en el Juzgado en un cincuenta por ciento. Lo demás excede el ámbito judicial y debiera resolverse solo con sentido común y educación.

Si te ha gustado, comparte, gracias:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies