Custodia Compartida

El coordinador parental es una figura de apoyo a la ejecución de la sentencia que acompaña y asiste a los progenitores con el fin de ayudarlos a implementar su plan de parentalidad, resolver diferencias y orientarlos en relación con las necesidades de sus hijos.

El coordinador puede tomar decisiones que modifiquen temporalmente cuestiones de la vida cotidiana que no afecten a la sentencia, como por ejemplo, sobre el régimen de transporte de los menores, las visitas o sus equipamientos, etc.

Esta figura ya estaba contemplada en diversas sentencias de la Audiencia Provincial de Barcelona, y tiene sus antecedentes en la regulación de los peritos judiciales y la intervención de los servicios técnicos adscritos a los Juzgados. No obstante, ha sido la Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, 11/2015, de 26 de febrero de 2015, la encargada de definir y sentar las bases de la designación y funciones del coordinador parental.

El profesional que ha de intervenir ha de contar para llevar a cabo su labor:

1. Con facultades para mantener entrevistas con los progenitores, con lo menores, con los miembros de la familia extensa, profesores y con los médicos psiquiatras o psicólogos que atiendan a los padres o a los hijos, sin perjuicio de lo dispuesto en la Disposición Adicional sexta nº 4 in fine del libro II del Código Civil de Cataluña.

2. Debe intentar consensuar con los padres las medidas de aproximación (calendario, pautas y condiciones para la normalización de la relación paterno-filial), que entienda adecuadas, informando al Juzgado de los acuerdos a los que las partes hayan llegado con su intervención o, en caso de desacuerdo, haciendo las propuestas de relaciones personales o estancias de los menores con el padre que estime convenientes al Juez de la ejecución para que éste adopte la oportuna decisión.

3. Su intervención ha de ser temporal por lo que cesará en el plazo de tres meses, salvo que el juez de la ejecución disponga fundadamente una prórroga.

Esta figura ayudará a los matrimonios cuya ruptura se caracteriza por un alto grado de conflictividad.

Uno de cada diez divorcios es de “alta conflictividad”.
En España, se producen 300 rupturas de matrimonios al día y el 10% de los divorcios es de alta conflictividad, la mayoría de ellos relacionados con incumplimientos de custodia y del régimen de visita de los niños que a veces producen una obstaculización -uno de los progenitores no puede ver a su hijo-.”

Si te ha gustado, comparte, gracias:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies