Custodia Compartida

Cuando los progenitores no se ponen de acuerdo sobre la fecha de la Primera Comunión, o sobre quién debe abonar los gastos de la comunión o decidir sobre el vestido, las fotos, el vídeo, etc… es un problema que no puede ni debe resolverse 100% en los Juzgados.

La celebración religiosa es en la iglesia, es pública, y, por tanto, pueden asistir ambos progenitores sin la posibilidad de que uno de ellos le impida al otro su asistencia, salvo que exista una orden de alejamiento.

Si ambos están de acuerdo en que el/la hijo/a haga la Primera Comunión, los gastos de la celebración religiosa son gastos extraordinarios y, como tal, han de ser abonados en función del porcentaje fijado al efecto en convenio o sentencia.

En cuanto al festejo posterior, el juzgado no puede obligar a que se haga de forma conjunta ni la forma y lugar en que se deba celebrar el mismo. En principio, la/el menor, fuera de la celebración religiosa, deberá estar con el progenitor a quien corresponda ese fin de semana.

Cuestión distinta es que, dado el carácter especial de ese día para el niño o niña, el otro progenitor pueda solicitar que el juzgado le permita estar unas horas con la menor, para que puedan estar juntos y con la familia extensa del mismo. Todo ello, siempre y cuando no exista acuerdo o consenso sobre todos estos extremos entre ambos progenitores, que es lo recomendable y deseable, pero que no se puede imponer, insistimos, por el juzgado.

En resumen, o hay acuerdo o el/la menor tendrá dos celebraciones.

Si te ha gustado, comparte, gracias:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies