Custodia Compartida

La pensión alimenticia y la obligación de prestarla gira entorno a dos artículos del Código Civil el 93 y el 146 o el artículo 237-1 y siguientes del Código Civil Catalán. De esta manera, debe tenerse en cuenta en todo momento que dicha pensión se engloba dentro de uno de los intereses superiores del menor, pues se trata de su derecho a ser alimentado y la obligación de los progenitores y titulares de su patria potestad a hacerlo, teniendo en cuenta en todo momento las circunstancias económicas y necesidades de los hijos y también de quien nos las da en proporción a los medios que éste tenga.

El Tribunal Supremo se ha pronunciado en 2015 con dos sentencias sobre la fijación de una pensión alimenticia en el mínimo vital, entre unos 150 a 200 euros y también sobre la suspensión de la misma en casos excepcionales.

Lo que viene a exponer son los casos de penuria económica del padre, reduciendo la pensión a un mínimo en que contribuya a cubrir los gastos mas imprescindibles del menor y todo ello con carácter muy excepcional, restrictivo y temporal y en casos extremos, tal como queda referido en el artículo 152 del Código Civil se afirma que dicha obligación cesaría, cuando la fortuna del obligado a darlos se hubiere reducido hasta el punto de no poder satisfacerlos sin desatender sus propias necesidades y las de su familia, es decir, cabría la posibilidad de suspender dicha obligación para con los hijos. En este ultimo caso, tal como sucede en una de las dos sentencias del Tribunal Supremo, el progenitor no percibía ningún tipo de ayuda pública ni tenia ingresos, a raíz de esa situación presentó una demanda de modificación de medidas para que se acordase, tal como afirmó la Sec. 5ª de la AP de Cádiz dictando sentencia el 16 de diciembre de 2013 “la suspensión temporal hasta que éste obtuviere ingresos por un trabajo remunerado o sea beneficiario de algún tipo de pensión, subsidio o cualquier otra prestación, a partir del cual volvería a pasar la debida pensión alimenticia establecida”.

Por todo ello, afirmamos el hecho poder suspender la pensión de alimentos en estos casos cuando el progenitor, concretamente el padre,  se encuentre en una situación de penuria económica, pero siempre de manera excepcional y temporal.

 

Si te ha gustado, comparte, gracias:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies